sábado, 29 de junio de 2013

Te vas de vacaciones?

...No olvides de llevarte Aceites esenciales para el botiquín

Jornadas estresantes, quemaduras solares, insolación, diarrea, picaduras de insectos o incluso una resaca son alguno de los problemas comunes que uno puede sufrir al irse de vacaciones.

Aquí encontrarás los remedios de aceites esenciales que te pueden ayudar a aliviar estas molestias, son un botiquín de viaje natural.

1. El viaje El viaje de ida de cualquier tipo de vacaciones puede ser una experiencia estresante. Algunos viajeros experimentan ansiedad severa, otros náuseas… No importa lo qué hagan.
Ansiedad por volar El miedo a volar es común y la ansiedad que se produce puede hacer un viaje muy incómodo.

El aceite de lavanda y aceite de geranio ayudan a calmar y relajar. Pon una gota de cada uno en un pañuelo e inhala profundamente cuando te sientas ansioso.

Mareos
Estar enfermo y mareado en un avión no es una experiencia muy agradable.
Aquí te dejamos algunas medidas que puedes tomar para aliviar los síntomas de las náuseas durante el vuelo.

El aceite de menta ayuda a calmar el estómago y aliviar los sentimientos de enfermedad. Añade una gota de aceite de menta a un vaso con agua caliente y azúcar (o miel) y bebelo antes de salir. El aceite de jengibre es muy eficaz para reducir las sensaciones de mareo y asentar el estómago. Añade dos gotas en pañuelo e inhala regularmente. Otra forma es diluir una gota del aceite con un aceite portador y masajear la parte superior del abdomen.

Jet Lag
Los aceites esenciales ayudan a superar el desfase horario de una forma más armoniosa.

- Por la mañana antes de emprender el viaje, toma un baño con dos gotas de aceite de menta o eucalipto.
- Al llegar a tu destino, oblígate a estar despierto hasta la hora local de ir la cama, y date un baño relajante con una gota de lavanda y otra de geranio aceite antes de ir a dormir. Si esto no es posible, al menos date un masaje en la parte superior del cuerpo de una mezcla de una gota de cada aceite diluida en una cucharadita de aceite vegetal

2. Golpe de calor El golpe de calor o insolación, los aceites esenciales pueden ayudar a reducir la temperatura de su cuerpo.
- Sumérgete en un baño frío, con cuatro gotas de cada uno de aceite de lavanda y eucalipto.
- Si no puedes meterte en agua fría, aplica una gota de aceite de eucalipto a las sienes y la parte posterior de su cuello y moja tu cuerpo con paños de agua fría.

3. Diarrea
El calor, los nuevos alimentos, otro tipo de agua… son factores que pueden provocar diarrea.

Los aceites esenciales pueden ayudar a evitar que suceda, o que nos ayuden a rehidratarnos y recuperarnos si ya ha sucedido. Medidas preventivas

- Lava todas las frutas y verduras en un cuenco de agua con una gota de aceite esencial de limón, que ayuda a purificar el agua. Medidas paliativas
- Toma un baño con cuatro gotas de aceite de geranio y aceite de jengibre. Rehidratación
- Bebida rehidratante: mezcla un litro de agua embotellada, ocho cucharaditas de azúcar, media cucharadita de sal y ocho gotas de aceite esencial de limón. Bebe un vaso después de cada evacuación.

4. Picaduras de Insectos Algunos insectos son, evidentemente, mucho más peligrosos que otros, pero todos son molestos y los aceites esenciales pueden paliarlos Prevención: Como siempre, es mejor prevenir que curar y hay una multitud de maneras de utilizar los aceites esenciales para repeler insectos. El lemongrass y la citronella son los dos mejores para esto.

- Llena la bañera con agua muy caliente, añadir unas gotas de aceite y deja que el vapor se propague a través de su dormitorio.
- Aplica unas gotas de aceite en pañuelos de tela o papel y colocalos cerca de ti cuando estés fuera, para alejar a los insectos. También puedes poner estas telas impregnadas en aceites esenciales alrededor de las ventanas para evitar que entren en casa.
- Enciende una vela durante unos minutos y luego añadir una gota de limón o citronela en el charquito de cera derretida que se haya formado, teniendo cuidado de evitar la mecha.
- Haz una mezcla de tomillo (4 gotas), citronela (8 gotas), lavanda (4 gotas) y menta (4 gotas), que puedes utilizar de muchas maneras. Por ejemplo, puedes diluir dos gotas de esta mezcla en dos cucharaditas de aceite vegetal para conseguir un aceite de masaje que mantendrá alejados a los insectos. O puedes añadir dos gotas de la mezcla en una bola de algodón y ponerlo en la mesilla mientras duerme.

Continuará...

Fuente: La Hospedería del Silencio

No hay comentarios:

Publicar un comentario